ESTADOS DE EXCEPCIÓN

El pensamiento político contemporáneo, a partir de Michel Foucault y Giorgio Agamben, ha puesto la lupa en lo que podemos llamar zonas de excepción, espacios en los que se sitúa a las no-personas. Con no-personas nos referimos concretamente al conjunto de cuerpos que quedan excluidos del espacio de la ciudadanía que es, como sabemos, el espacio en el que se conforma la normalidad. Tal como indica  Ferran Barenblit a propósito de la obra de Aernouk Mik “el extrañamiento que genera la conformidad con la excepción[que presentan sus obras, se entiende], nos fuerza al cuestionamiento de las bases de nuestro sistema político. Así, nos preguntamos por el por qué de muchas de las normalidades asumidas, qué caminos hemos escogido para tomar nuestras decisiones colectivas y cuáles son los procesos que legitiman la representatividad política. Al girar sutilmente la realidad sobre sí misma, Aernout Mik indaga en su ordenamiento, cuestiona sus preceptos y la interroga sobre sus contradicciones”.

Estados de excepción (Terror y Crisis como formas de gobierno)

A partir de los “atentados terroristas” del 11 de septiembre asistimos a una nueva ofensiva global del poder neoliberal en la que el terror deviene uno de los principales argumentos para legitimar todo tipo de acciones. En nombre de la seguridad se fabrican guerras, enemigos y oscuras alianzas que perpetúan la psicosis y el terror generalizados. Más tarde, con el advenimiento de la crisis financiera el poder neoliberal vuelve a repetir la operación. Esta vez es la propia crisis la que sienta las bases de la gobernabilidad neoliberal. De ello hablaremos ampliamente cuando abordemos Contribución a la guerra en curso  de Tiqqun y Deleuze (Errata naturae, 2011). Basta señalar aquí, sin embargo, que en la actual fase neoliberal el estado de excepción se extiende prácticamente a la totalidad de las manifestaciones sociales.

[fig.1] Fotos extraidas de medios de comunicación.

Cuatro notas sobre el trabajo de Aernouk Mik
Aernouk Mik es un videoartista holandés cuyo trabajo acostumbra a estar situado en contextos en los que se desmorona o se suspende el orden social. Muchos de sus trabajos nos remiten a catástrofes naturales, cracks bursátiles o disturbios ciudadanos. Sus vídeos -casi siempre mudos- nos proponen un recorrido extrañado y abierto por las imágenes mas habituales de nuestros actuales medios de comunicación, imágenes que se adscriben en muchos casos al concepto de crisis. Un concepto, el de la crisis, sobre el que hoy sienta la gobernabilidad el poder neoliberal.

[fig.2] Fotos de algunos de los trabajos de Aernouk Mik

Enlaces -Materiales co(i)mplicados-
Zabriskie Point, de M. Antonioni (escena final)

[Tratado sobre destrucción y belleza]

El ocaso del miedo, Mediometraje documental realizado en santiago de Chile

[Recorridos por un estado de excepción: turismo en el corazón de la revuelta]